Archivo de la categoría: Como recuperar a tu pareja hombre

3 Consejos para como salvar mi matrimonio del divorcio

como recuperar ami esposoAyuda para como salvar mi matrimonio y prevenir el divorcio: empecemos por hablar de nuevo

La terrible verdad es que son más numerosos los matrimonios que terminan en divorcio que los que duran. Cuando se pronunciaba esa frase de “hasta que la muerte nos separe”, el novio y la novia de verdad lo creían, porque en una época los matrimonios de verdad sobrevivían para siempre .

En nuestros días es muy normal oír de hombres o mujeres famosos que estuvieron casados solo por algunos meses, o tal vez días, además de los que se casaron solo para adquirir derechos legales en un país. El matrimonio es algo que debería ser tomado más seriamente, pues el compromiso de matrimonio es algo que simplemente no existe para muchos en la actualidad.

Dicho esto, ¿qué es lo que puedes hacer precisamente en caso de que tu matrimonio empiece a desmoronarse, cuando todo lo que deseas se está desvaneciendo poco a poco? Tienes que rescatarlo.

1) Conservar un matrimonio

Para salvar un matrimonio, lo que tienes que entender en un primer momento es por qué se está deshaciendo. ¿Qué tan seguido tú y tu esposo o esposa hablan sobre distintos temas o tienen algún tipo de comunicación? ¿O más bien están ambos demasiado ocupados con la familia o con sus trabajos como para hablar del todo?

¿Cuándo fue la última vez que salieron los dos juntos? ¿Qué tuvieron un fin de semana romántico? ¿Qué pasaron un poco de tiempo juntos?

¿Se están alejando el uno del otro? ¿Se la pasan casi siempre discutiendo? ¿Alguno de los dos ha tenido una aventura? ¿Qué es lo que está exactamente sucediendo que está destruyendo la relación? La verdad es que una persona no se despierta simplemente  una mañana y dice: “creo que me quiero divorciar”.

Para entender porqué tu relación se ha apagado  y está tomando un rumbo negativo, necesitas tomar distancia de tus sentimientos  y ver qué está sucediendo. Si pelean con frecuencia, identifica qué es aquello por lo que discuten. Toma nota de la cantidad de tiempo que han pasado juntos en los últimos días, así como lo que hicieron cuando no estaban juntos.

Tienes que tener todo claro en tu mente antes de empezar a hablar con tu pareja sobre los problemas que tienen y sobre lo que crees que está actuando como fuerza destructiva en su relación.

2) La comunicación es muy importante

Una vez que tengas todo claro deberías acercarte a tu pareja. Asegúrate de tratar el tema de manera tranquila y razonable. Aun más, tienes que asegurarte de no tener una actitud de confronto o crítica, más bien haz preguntas.

Cuidado con empezar demasiado agresivamente. Lo más probable es que pongas a tu pareja a la defensiva y que no obtengas las respuestas que deseas. Asegúrate de poner todo sobre la mesa, desde lo que ambos han hecho mal hasta lo que les gustaría a los dos hacer juntos.

Asegúrate de descubrir todo lo que tu pareja está sintiendo y de darle a entender que te importa el rumbo que pueda tomar su relación romántica.

3) Planea hablar de distintos temas

Mucha gente tiene una jornada muy activa actualmente pero lo único que necesitas es planear la ocasión para sentarte y discutir los problemas por los que tu relación está pasando. En realidad, establecer un horario a la semana para ambos es un muy buen plan.

Casi todos los padres y madres entienden que los niños pequeños se desarrollan en la rutina. No es una sorpresa que necesiten un horario para despertarse, un horario para comer, un horario para ir a la cama. Y muchas relaciones exitosas creen también con un horario establecido.

Por ejemplo, uno de mis mejores amigos y su esposa se guardan todos los sábados por la noche para ellos mismos. Debido a que tienen niños pequeños, pasan muchos de estos sábados en casa en lugar de salir. Aun así hay ocasiones en las que consiguen a alguien para que les cuide a los niños y puedan concederse tiempo para salir.

Aun así, cuando se quedan en casa, disfrutan de la mutua compañía con una película o una linda cena que preparan juntos una vez que los niños están en la cama. Disfrutan de la comida con una buena charla y luego apagan las luces y se apapachan mientras ven un video.

No tiene nada de malo programar tiempo con tu pareja

No tiene nada de “anti-romántico” el programar el tiempo que pasas con tu esposo. Lo importante es que ambos se dediquen tiempo de buena calidad, ya sea saliendo juntos o quedándose en casa a ver una película. Ocasionalmente mi pareja y yo jugamos cartas o un juego de mesa si no tenemos ganas de ver películas. Nos tomamos una copa y nos la pasamos muy bien solo por el placer de estar juntos.

Con el tiempo, en la mayoría de las relaciones la pareja se da por descontado. Tienen que asegurarse de que exista siempre esta dedicación y de que sea emocionante. Relajarse juntos es seguramente un modo fantástico de hacer que tu matrimonio regrese a la normalidad.

Si estás preocupado porque parece que estar al borde del divorcio solo porque ya no logras soportar las discusiones, no lo estés. ¿Qué es eso por lo que están peleando? Observa bien el problema y trata de recordar cómo era cuando se la pasaban muy bien juntos.

Si dos personas se aman y están dispuesto a esforzarse para hacer que el matrimonio funcione, éste puede en verdad durar para siempre.

¡Te deseo mucho éxito en tu relación!

Estos 3 consejos han sido efectivos en la mayoría de los casos, de manera que también te servirán a ti para como salvar tu matrimonio del divorcio y como recuperar ami esposo. 

En el libro electrónico “Volver con el” del autor Andrés Cazares encontraras estos y otro temas que te ayudaran a como salvar tu matrimonio del divorcio y como recuperar ami esposo Haz Click Aqui para visitar el sitio web

7 Errores Fatales que Debes Evitar Para Recuperar a mi ex Esposo?

como recuperar a tu pareja hombreSi te has estado preguntando ¿Qué errores debo evitar para como recuperar a mi es ex esposo?. Acontinuación te comparto 7 consejos muy eficaces que te ayudaran mucho a asimilar mejor tu relación con tu pareja.

Todo comporta una elección. ¿Quieres ser fuerte o débil? ¿Quieres ser generosa o egoísta? Las elecciones son infinitas. Elige lo que mejor sirva a los intereses de tu relación y no lo que rompa el espíritu de tu pareja.

Elimina estos 7 errores fatales si en verdad quieres recuperar a tu ex esposo o novio:

1)      Argumentar y opinar sobre todo puede costarte mucho en una relación. Si tu modo de comunicar en una relación es muy a la defensiva, terminarás eventualmente agotando el amor que hay entre ustedes. Las personas arrogantes tienen una idea falsa de sí mismos. Terminan quedándose solos porque terminan cansando a aquellos que intentan amarlos. Además es algo agotador porque se gasta mucha energía al intentar ser fuerte y alerta todo el tiempo. Otra cosa es que tu ex esposo o novio no puede confiar en ti porque todo lo que dices es demasiado unilateral.

2)      Llevar la cuenta de todo lo que tu ex esposo hace mal. Si estás haciendo esto, deja de hacerlo. Llevar la cuenta promueve el resentimiento y hace que el centro de atención de una relación se mueva hacia la venganza u otra forma de amargura. Entonces, si estás llevando una suerte de diario de infracciones,  deshazte de él. Más bien concéntrate en lo que tu esposo está haciendo bien, o en cómo hacerte cargo de tus sentimientos negativos.

No querían abandonar la posición del que tenía razón

Jason y Debbie han estado casados por 24 años desde que se conocieron la primera vez. Yo fui el quinto terapeuta que los vio en un período de 3 años. Estaban teniendo dificultades con un debate interminable sobre quien de los dos tenía razón. Eran opuestos obviamente. Y el resentimiento terminó por matar los aspectos positivos que los opuestos pueden compartir. Se la pasaban discutiendo por los problemas más estúpidos, con peleas sobre el modo correcto de aspirar o el modo correcto de ser padres de sus hijos adolescentes. Querían usar la terapia como un foro de discusión. “De esta manera las cosas no se saldrán fuera de control”, me dijo Debbie. Se la pasaban informándome sobre cual de los dos se había equivocado más en su matrimonio.

Logré terminar esta discusión diciendo que ambos estaban mal y ambos estaban bien. Les dije que estableceríamos un nuevo rumbo, un rumbo sin puntajes o calificaciones. Estaban bastante incómodos con esta nueva dirección.

Nos tomó algo de tiempo, pero en contra de lo que se podía creer, cambiaron. Fueron capaces de dejar de ser víctimas. Lograron asimilarse como un gran esposo y una gran esposa. De vez en cuando discutían ya no sobre si ellos mismos estaban bien, sino sobre si su pareja estaba bien.

Este cambio de dirección de no preocuparse más por quien estaba bien y cual era el marcador entre ellos les ayudó a volver a encender la pasión que desde hace varios años estaba ausente.

3)      Deja de encontrar las culpas. No hay nada grandioso en encontrar quien tuvo la culpa. Cualquiera puede individuar lo que hace mal el otro, ¿pero por qué querrías hacer esto con alguien que supuestamente amas? Este trato negativo tiene que ser eliminado ya que es naturalmente mezquino. A nadie le gusta ser criticado. El criticar es otro comportamiento que molesta a tu pareja así que tienes que dejar de hacerlo inmediatamente. El señalar las culpas puede ser considerado un abuso verbal. Si has criticado demasiado a tu pareja, deja de hacerlo inmediatamente. Discúlpate y promete no volver a hacerlo. Señala pos aspectos positivos de tu pareja  hazle sentir aceptado y seguro.

4)      Un tono duro indica superioridad y antipatía, y si atemorizas a tu pareja, lo único que crearás es una distancia entre ustedes. Un todo duro y fuerte por lo general te hace recordar esos sentimientos de impotencia de la infancia o adolescencia. Si tu pareja creció en un ambiente difícil emotivamente, cuida el tono de tu voz. El 38% de tu comunicación está determinado por el tono de tu voz. Asegúrate de que este refleje amor y respeto. No te escondas bajo el pretexto de que no pudiste controlarte o que estabas enojada. Tus reacciones podrían estar haciendo que tu pareja te tema. ¿Es esa la reacción que quieres que tenga? No lo creo. Supongo que quieres que confíe en ti.

5)      La mirada severa. Mucha gente se esconde detrás de comentarios como “no le hice nada” o “ no dije nada”, pero recuerda que una mirada puede matar. Puedes matar una relación si intentas intimidar a tu pareja con miradas de odio. El mayor precio que pagarás es que perderás conexión como pareja. El segundo precio que pagarás es que con el tiempo pensarás menos en ti y harás que él piense menos en ti. No puedes ganarte el respeto de los otros si tu misma no eres respetuosa.

6)      Un comportamiento de ofendido también puede destruir una relación. Cuando la gente pasiva se compara a sí misma con los que son agresivos, piensan que son mejores que los demás, pero ser más amable no significa que tengas razón. Los ofendidos se guardan sus pensamientos y la amargura inicia a crecer. Sienten que ya no pueden ser ellos mismos sin que esto tenga consecuencias negativas con su pareja. Lentamente pero con seguridad van construyendo un muro de resentimiento. Su pareja no se da cuenta y piensa que todo está bien. Mientras tanto el miembro de la pareja pasivo los está quitando el respiro.

7)      Tener la última palabra. Tal vez es una victoria, pero una victoria mediocre. No hay victoria verdadera con comportamientos dominantes. Supón que empiezas a discutir con tu pareja. Tal vez lo acorralas sacando a tema un tema vulnerable. Lo haces llorar. Ganas. Ganas la discusión. Lo hieres más de lo que tu lo heriste a él. Te vas a la cama enojada y ¿qué obtuviste? Te lo voy a decir. Has herido a tu pareja y ya no confía en ti. Si haces esto continuamente, que siempre quieres tener la última palabra, estarás viviendo una vida solitaria porque tu pareja ya no confía en ti y con razón querrá terminar la relación. Así que, en otras palabras, el que siempre tiene la última palabra por lo general es el que más pierde.

Recuerda estas 5 verdades:

A) los desafíos en una relación siempre van a existir.

B) Seguido te vas a sentir insegura acerca del futuro de tu relación.

C) Puede que nunca estés de acuerdo con tu pareja en algunos asuntos particulares

D) Puedes aprender a mantenerse conectados en momentos difíciles. Una relación comprometida requiere la promesa de estar juntos en las buenas y en las malas. Tu compromiso hacia la relación y el hacer lo correcto aun cuando tu pareja no esté de acuerdo es crucial.

E) Hacer lo correcto (ser gentil) es siempre dar amor y honorar la relación. Gestos de amabilidad, incluso en situaciones que duelen o enojan, son más importantes. Sentirás un nivel de satisfacción más profundo si demuestras amor hacia tu pareja. Oriéntate siempre hacia la amabilidad.

Todos los problemas pueden ser resueltos si ambos quieren permanecer conectados. No siempre estarán de acuerdo, pero esa conexión tiene que ser mantenida siempre. La habilidad de quedarse conectados incluso en momentos negativos es una habilidad que se adquiere con el tiempo. Concéntrate en el cuadro general, que es mantener la relación a largo plazo.

Debes tener en cuenta que nadie tiene la absoluta razón sobre nada, y todos estamos en lo correcto desde nuestra manera de ver las cosas y de nuestro propio punto de vista.

Una vez finalizada la conversación conserva ese pensamiento en tu mente y  seguro que muchas de las cosas que hablastes, y muchas de las cosas que han sucedido en tu relación con tu ex esposo o novio cobraran mucho más sentido.

Si tu situación es más complicada con ex esposo o novio, y quieres recuperarlo, el libro Volver con el, del autor Andrés Cazares, es un libro que sin duda te ayudara mucho.

Es un libro digital que te muestra todos los principios que debe manejar una mujer para  recuperar a su esposo o novio sin rogarle ni humillarse. En el libro del autor Andrés Cazares “Volver con el” encontrarás amplia información y estrategias para recuperar tu relación con tu ex esposo o novio, para visitar su sitio web haz Click Aqui.

Acontinuación te comparto un video donde se explican algunos consejos y que errores evitar cometer para recuperar a tu ex esposo o novio.